Parasitología Agrícola

Código de ética

Código de Ética del Estudiante de Chapingo

Descargar documento pdf con el código de ética del estudiante de Chapingo. 

Código de Ética del Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola

Introducción

El Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola ha alcanzado un gran prestigio e imagen a través de los años, por eso es menester que las personas que lo conforman se esfuercen para que esa imagen y prestigio se mantengan y crezcan. Lo anterior sólo es posible en un clima de confianza y armonía que los integrantes del Programa puedan construir, fundamentados en las normas de integridad personal, profesional y regulatorias que son aplicables en la esfera de su competencia. 

Es necesario concientizar que las acciones que se desarrollan dentro de este Programa afectan la práctica fitosanitaria, a la agricultura y a la sociedad en su conjunto, por eso es fundamental establecer un Código de Ética que refleje los ideales y principios que le den sustento a la vida académica del Programa. 

El Código de Ética no pretende ser un manual que describa de manera específica el comportamiento de las personas, pero sí un marco general que defina las principales reglas a las cuales los que conforman el Departamento se deban sujetar, siempre bajo el principio del respeto a las garantías individuales. 

Es claro que ningún lineamiento ético puede sustituir los valores de cada individuo, porque estos dependen de las creencias y vivencias, lo que es indispensable es contar con una herramienta que establezca lo que no es permitido dentro del Departamento. 

Alcance El presente Código de Ética es aplicable a todos los miembros de la comunidad del Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola, estudiantes, profesores y trabajadores administrativos así como las personas que presten sus servicios al Departamento de manera eventual o por alguna contratación especifica. 

Es responsabilidad de los integrantes del Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola, la lectura, entendimiento, cumplimiento y vigilancia de la aplicación de este Código. 

En caso de presentarse dudas o conflictos sobre el alcance de este Código, estos serán resueltos por el Honorable Consejo Departamental. 

Principio Básico

Bien Común
Todas las acciones de los miembros del Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola, deben de estar encaminadas a la búsqueda del bien de los integrantes de la comunidad y de la sociedad en general, es por eso necesario anteponer los intereses del Programa, por encima de los intereses personales o de grupo que sean ajenos al bienestar colectivo. 

Valores fundamentales
Los integrantes del Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola de la Universidad Autónoma Chapingo reconocemos los siguientes valores que sustentan nuestra actividad cotidiana: 

1. Respeto
La naturaleza de las personas que conviven en el Departamento es diversa, lo que hace que existan diferencias ideológicas, de género, culturales, económicas o de cualquier otra índole, es por ello necesario la apertura y el respeto a los semejantes y a las normas, promoviendo un trato digno para todos y el reconocimiento de la riqueza que provee la heterogeneidad de una comunidad para lograr la armonía. Reconocemos a la práctica agrícola como un aspecto fundamental de toda sociedad, por lo que es indispensable que toda actividad relacionada con esta, incluida la educación, se desarrolle con respeto y protección al medio ambiente, en el entendido que cualquier uso irracional afecta la naturaleza y tiene repercusiones en la vida de otras personas. 

2. La Honestidad 
Es fundamental que las relaciones que se establecen entre las personas que integran el Programa Educativo del Ingeniero Agrónomo Especialista en Parasitología Agrícola, se den en un marco de honestidad y transparencia, de forma tal que cada uno pueda tener confianza sobre la veracidad de lo que se escucha y de la autenticidad de las acciones que se observan. En consecuencia rendir cuentas, decir la verdad en todo momento, es un compromiso aun y cuando se arriesguen los intereses personales. 

3. Equidad
La construcción armónica y perdurable de relaciones entre las personas sólo puede lograrse a través de la justicia, por ello es necesario que las decisiones se tomen en un ámbito de objetividad e imparcialidad, anteponiendo el bien común, al personal o de grupo. Lo anterior implica que cada individuo deberá recibir lo que le corresponde, evitando los beneficios personales indebidos. Esto es aplicable en las esferas de la distribución del trabajo y bienes, tomando en consideración la disponibilidad de recursos y las necesidades de las personas, sus capacidades y desempeño. 

4. Tolerancia
La tolerancia es la capacidad de aceptar y comprender los actos de las personas con las cuales se convive, se pone de manifiesto al expresar comentarios y señalar los puntos de vista personales con respeto a los principios y acciones de nuestros compañeros. 

5. Compromiso. 
La obligación contraída, la palabra dada, y la responsabilidad de la comunidad deben cumplir cabalmente con la Misión del Departamento.